Saltar al contenido

Cicatrices piercing Monroe

Cuando se hacen piercings en Monroe, la gente suele esperar que no queden cicatrices y que puedan lucir su nuevo look con confianza.

Sin embargo, en realidad, casi siempre habrá una cicatriz cuando se pasa por el procedimiento.

Esto es un problema. Por qué El piercing está en una de las partes más visibles de tu cara, por lo que es difícil que pase desapercibido.

Por suerte para ti, en este artículo vamos a analizar en profundidad esta cicatriz y cómo podrías evitarla.

Las cicatrices de los piercings de Monroe pueden producirse si eres un poco manazas durante el proceso de cuidado posterior o si la zona del piercing se daña durante su vida.

Sin embargo, las cicatrices en esta zona también pueden aparecer a menudo sin motivo aparente.

Principales causas

1. Trabajar con un aficionado

Hay que tener cuidado al perforar los labios porque se atraviesan diferentes capas de células. Un perforador profesional lo sabe y utiliza el equipo adecuado (y esterilizado).

Sin embargo, el que todavía es nuevo en el oficio es probable que cometa errores. Por ejemplo, es probable que un aficionado te perfore con una aguja excesivamente grande.

Esto dejará una herida más grande de lo normal que probablemente dará lugar a una cicatriz más importante.

2. Estirar la lesión

Puedes estirar tu lesión de muchas maneras. Independientemente de cómo lo hagas, siempre lleva a que el alcance del piercing se haga más grande.

Afortunadamente, tu cuerpo lo curará. Sin embargo, como es más grande de lo que debería, tu cuerpo tendrá que arreglar las cosas con tejido cicatricial.

3. Cuidados inadecuados

Cuando hayas terminado de hacerte el piercing de Monroe, éste debe tardar entre seis y ocho semanas en curarse. Durante ese periodo, debes cuidar adecuadamente tus labios.

Esto significa evitar ciertas cosas como los besos, el sexo oral, la falta de higiene y cualquier otra cosa que exponga tu boca a gérmenes o estrés indebidos.

Si te desentiendes de estas precauciones, puedes contraer una infección. Cuando eso ocurre, es más probable que te queden cicatrices.

Prevención

Si no tienes una cicatriz de Monroe visiblemente desagradable, no necesitas pasar por el infierno ni por el agua para prevenir su aparición. Basta con observar algunas “reglas de seguridad.” Son:

  1. Asegúrese de que su perforador es un profesional. No puedes permitirte en absoluto trabajar con un aficionado. Esto se debe a que es mucho más probable que cometan errores evitables que conduzcan a la formación de cicatrices.
  2. Asegúrese de que usted está utilizando sólo el tipo correcto de la joyería. Tu joya debe ser lo suficientemente larga para permitir la hinchazón del labio y lo suficientemente fina para evitar el estiramiento de la herida. Un perforador profesional sabrá esto.
  3. Mantén una higiene adecuada limpiando siempre el interior y el exterior de tu piercing. Tu perforador te sugerirá los mejores productos de limpieza.
  4. Sigue las normas que te indique tu perforador profesional. Esto incluye detalles como no morder nunca tu joya o jugar con el perno.
  5. No lleves tu joya cuando participes en juegos físicos.

Tratamiento

Hay varias maneras de tratar una cicatriz para que no se vea tan mal. Tres cosas principales que puedes hacer son:

1. Ir natural

Con esto nos referimos a que debes intentar aplicar remedios naturales. Entre ellos se encuentran el aceite de árbol de té, la manteca de karité y el aceite de vitamina A/C/E, todos ellos conocidos por ayudar al tratamiento de las cicatrices.

2. Consulte a su dermatólogo

Esta es la situación en la que los remedios naturales podrían estar tardando demasiado para tu gusto. Tu dermatólogo podría proporcionarte cremas o medicamentos probados médicamente que puedes utilizar para tratar la cicatriz con el tiempo.

3. Explora otras opciones de tratamiento de las cicatrices

Estas pueden incluir cualquier cosa, desde el tratamiento con láser hasta los peelings químicos, e incluso la cirugía. Todo depende de lo que quieras.

Aun así, si decides optar por este método, es mejor que investigues mucho y consultes a un profesional antes.

En conclusión

Para resumir todo, hemos establecido que puedes obtener una cicatriz de piercing Monroe si no eres lo suficientemente cuidadoso durante o después del procedimiento.

Sin embargo, la buena noticia es que puedes tratar la afección con la misma facilidad o evitar que sea demasiado visible.

La seguridad siempre es lo primero cuando se trata de cualquier tipo de piercing o cicatriz.

Artículos relacionados