Saltar al contenido

Cómo limpiar las joyas del piercing en la lengua

¿Sabías que tu boca alberga miles de microorganismos, que es una bonita forma de decir bacterias?

Si llevas un piercing en la lengua, un anillo u otro tipo de joya, es esencial que lo limpies con regularidad para asegurarte de no contraer una infección.

En esta guía se indican los hábitos de limpieza que debes desarrollar si llevas joyas en la lengua, cómo desinfectar tu piercing lingual y otras recomendaciones de higiene bucal.

Cómo desinfectar las joyas de piercing en la lengua

Hay algunas técnicas comunes para esterilizar su anillo de la lengua y la joyería. Todas funcionan bien, pero es posible que prefieras una opción sobre otra debido al material de la joya de la lengua, ya sea plástico o metal.

El método más común es el agua hirviendo. Ponga a hervir una cacerola pequeña con agua y deje que las joyas de la lengua se sumerjan en el agua hirviendo durante dos o tres minutos.

Durante este tiempo, puedes enjuagarte con un enjuague bucal, cepillarte la lengua o practicar otro tipo de higiene bucal.

Como alternativa, puedes sumergir las joyas linguales en alcohol de quemar durante 10 o 15 minutos. Después de remojar la joya, enjuágala cuidadosamente con agua limpia, por ejemplo, agua embotellada.

Otra opción es sumergir la joya de la lengua en peróxido de hidrógeno durante unos minutos. Al igual que en el método anterior, enjuague la joya a fondo con agua limpia.

Como el enjuague bucal es lo suficientemente bueno para tu boca, también puedes usarlo para remojar tu joya de la lengua. Déjala en remojo durante unos minutos y, una vez más, enjuágala con agua limpia después.

Además, puedes lavar tus joyas de la lengua con agua jabonosa, siempre que utilices un jabón antibacteriano.

Si hay alguna acumulación en su barra, por ejemplo, utilice un cepillo suave para limpiarla. Si utiliza este método, aclare siempre a fondo sus joyas.

Deje que el anillo lingual, la barra o cualquier otra joya se sequen antes de volver a colocarlos por completo.

Hay muchas formas diferentes de esterilizar las joyas de la lengua. La clave es hacerlo regularmente.

Por qué es importante limpiar tus joyas

El anillo lingual ofrece un lugar adicional para la captura de alimentos y la acumulación de placa.

Si no tienes cuidado con el cuidado de tu joya lingual, también podrías estar introduciendo nuevas bacterias en tu boca cuando te lo vuelvas a colocar.

Si no limpias regularmente tu anillo lingual y el piercing, podrías contraer fácilmente una infección.

Los síntomas a los que hay que prestar atención son:

  • Hinchazón e inflamación de la lengua
  • Sangrado excesivo por el orificio de la lengua
  • Cualquier pus o secreción amarilla del agujero del piercing
  • Fiebre
  • Dolor intenso

En caso de contraer una infección, llame inmediatamente a su médico para que le ayude.

Hábitos regulares de limpieza

Recuerda que si te acabas de hacer un piercing en la lengua, puedes tardar de tres a cuatro semanas en curarte del todo.

También se recomienda dejar la joya de la lengua en su sitio durante ocho semanas para asegurarse de que el agujero no desaparezca.

Es posible que experimentes una inflamación, sobre todo los pocos días después de hacerte el piercing. Utiliza cubitos de hielo para controlar la inflamación.

También debes usar un enjuague bucal sin alcohol o agua tibia con sal unas cuantas veces al día, especialmente después de comer.

Esto garantizará una buena higiene bucal después del piercing y reducirá la posibilidad de una infección. Recuerda lavarte siempre las manos antes de tocar el piercing.

Si quieres una sugerencia, Dental Herb Company Tooth & Gums Tonic es el mejor enjuague bucal que puedes comprar para ayudar a eliminar las infecciones dentro de la cavidad oral.

Una vez que puedas sacar tu barbell inicial y cambiarlo por tu joya lingual de elección, ten en cuenta estos hábitos de limpieza:

  • Al menos cada seis u ocho semanas, quita el piercing para limpiarlo.
  • Cuando compres una joya nueva, límpiala antes de introducirla en la lengua.
  • De vez en cuando saca el piercing cuando te cepilles la lengua para mantenerla sana y limpia.
  • Lávate siempre las manos antes de tocar el piercing de la lengua.

Para resumir

No es difícil ni desafiante limpiar tus joyas. Puedes utilizar muchos artículos domésticos, desde enjuagues bucales hasta agua hirviendo, para crear tu propia rutina.

Establece una cita recurrente en el calendario para recordarte que debes limpiar tus joyas de la lengua cada seis u ocho semanas, y crearás buenos hábitos de limpieza y evitarás futuros problemas.

Artículos relacionados