Saltar al contenido

Cuidados posteriores del piercing en la ceja y tiempos de curación

Los piercings en las cejas son cada vez más populares en todo el mundo. Sin embargo, a medida que crecen en común, los que deciden entrar en la diversión deben reconocer los requisitos de cuidado de este arte corporal.

A continuación, encontrarás instrucciones cruciales para el cuidado de los piercings en las cejas, junto con los riesgos a tener en cuenta y las expectativas de los tiempos de curación.

Cómo cuidar tu piercing

En primer lugar, entiende que tu piercing en la ceja se considera un piercing superficial.

Esto significa que está situado en una zona plana del cuerpo con una piel relativamente fina y que tiene dos perforaciones (un punto de entrada y otro de salida), creando el aspecto de “doble piercing”.

Estos piercings son vulnerables a riesgos únicos, principalmente el “rechazo de la perforación,” descrito más adelante, y la infección.

A pesar de los riesgos que rodean a este tipo de decoración corporal, puedes mantener tus cejas seguras y sanas siguiendo una rutina de limpieza diaria.

Limpia el piercing de la ceja con una solución salina dos veces al día. Puedes hacerla tú mismo o comprar una solución ya preparada con el equilibrio correcto de agua salada.

El mejor producto para el cuidado posterior que he utilizado personalmente es el Spray para el cuidado posterior del piercing After Inked.

No sólo es vegano, sino que también está completamente libre de alcohol y aditivos. La solución funciona bien en todo tipo de pieles, incluidas las sensibles y se presenta en un frasco de tamaño generoso para una fácil aplicación.

Si se utiliza desde el principio del proceso de curación, el spray ayuda a reducir el tiempo de curación y pretende eliminar cualquier dolor o molestia.

Si decides preparar tu propia solución, vierte una pequeña cantidad en un vaso o taza de café, y caliéntala hasta que esté tibia, (no más caliente o podría dañar la herida). Evita los vasos de papel o plástico, ya que pueden interferir con la solución limpiadora.

Sumerja una toalla de papel o un paño limpio en el agua salada, y manténgalo en su ceja y déjelo en remojo durante 5-10 minutos.

También puedes acercarte la taza a la cara y sumergir la ceja directamente. Esto es un poco más incómodo de hacer, pero puede dar a la zona un mejor remojo.

Intenta evitar el uso de bolas de algodón y bastoncillos de algodón cuando limpies tu piercing. Las fibras de estos utensilios de limpieza pueden atascarse en tu piercing, y puedes tirar accidentalmente de la joya.

Señales de rechazo del piercing

Siendo realistas, la respuesta inmune natural del cuerpo puede provocar el rechazo de cualquier piercing que intentes colocar, sin importar dónde esté.

Sin embargo, es más fácil que el rechazo del piercing se produzca en zonas con una piel más fina y sensible, como la ceja.

Los signos de rechazo del piercing incluyen:

  • Más de la joya se expone con el tiempo
  • Dolor
  • Irritación
  • Inflamación
  • Los agujeros de la perforación se hacen más grandes
  • Las joyas se colocan de forma diferente
  • Las joyas se aflojan con el tiempo

Aunque esto puede parecer aterrador, este problema puede evitarse fácilmente eligiendo un piercing cualificado y siguiendo fielmente las instrucciones de cuidado indicadas anteriormente.

Señales de que tu piercing en la ceja no está curando correctamente

El principal riesgo para la salud que puedes enfrentar después de hacerte un piercing en la ceja es desarrollar una infección bacteriana.

Si no cuidas adecuadamente tu piercing durante el periodo crítico de curación, podrías notar la formación de un absceso después de algún tiempo.

El absceso se llenará de pus y empezará a cubrir la zona que rodea el piercing. Este problema no debe tomarse a la ligera, ya que puede provocar efectos secundarios graves si no se resuelve de inmediato.

Los expertos en salud advierten de los siguientes problemas que pueden derivarse de este tipo de infecciones:

  • Sepsis (uno de cuyos síntomas es el fallo de los órganos)
  • Intoxicación sanguínea
  • Fiebre alta
  • Escalofríos
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Aumento de la frecuencia respiratoria

Otros riesgos a tener en cuenta y cómo evitarlos

Afortunadamente, con un piercing en la ceja, el riesgo de sepsis e intoxicación sanguínea es relativamente bajo en comparación con los piercings de la nariz y la boca.

Esto se debe a que esas zonas albergan muchas más bacterias que la cara. Aun así, debes tener en cuenta estas posibilidades a la hora de cuidar tu piercing.

Las complicaciones más sencillas que pueden surgir de tu piercing en la ceja son:

  • Hinchazón
  • Crecimiento de un queloide (piel sobrecrecida, que se produce principalmente cerca de las lesiones de la piel)
  • Sangrado excesivo o intermitente
  • Otras formas de cicatrización

La mejor manera de evitar las complicaciones comentadas anteriormente es ser constante y atento a la hora de cuidar tu piercing.

Limpiar la ceja dos veces al día siguiendo las instrucciones indicadas anteriormente. Asegurarse de lavarse las manos antes de limpiar el piercing no es negociable.

También querrás evitar nadar mientras la zona se cura para evitar la exposición innecesaria a bacterias y otros patógenos.

Por último, es mejor evitar tocar y juguetear con las joyas tanto como sea posible.

Demasiado movimiento o el hecho de ponerse y quitarse la joya reabrirá repetidamente la herida, alargando el tiempo de recuperación y aumentando el riesgo de complicaciones.

Tiempo medio de curación de los piercings en las cejas

El piercing en la ceja tarda de media entre dos y tres meses en cicatrizar completamente.

Sin embargo, el tiempo puede extenderse a tres o cuatro meses, o incluso entre cinco y seis meses, dependiendo de tu cuerpo y estilo de vida.

El tipo de piercing en la ceja que te hagas también jugará un papel fundamental en el periodo de curación. Los diferentes tipos incluyen:

  • Vertical
  • Horizontal
  • Espiral
  • Perforación en T

Las perforaciones en espiral y en T requieren puntos de entrada y salida adicionales y con toda seguridad, tardarán más en curarse que las de tipo vertical y horizontal.

Resumen

Los piercings en las cejas son una opción única para expresarse a través del arte corporal. Sin embargo, por muy populares y bonitos que sean, estos piercings no están exentos de riesgos.

No obstante, el cuidado de tu piercing durante el periodo medio de cicatrización de 2-3 meses con baños de agua salada dos veces al día te ayudará a prevenir el rechazo del piercing y las infecciones.

Con estas instrucciones, podrás mantener tu ceja con un aspecto perfecto y en buen estado de salud durante el mayor tiempo posible.

Artículos relacionados