Saltar al contenido

Piercing en el Labio

De todas las formas de arte corporal y piercings, los piercings en los labios pueden ser una de las variantes más llamativas que existen.

Esta sección te ayudará a descubrir todo lo que necesitas saber sobre los piercings en los labios, incluyendo: los tipos más comunes, cuánto duelen, cuánto cuestan, cuánto tiempo tardan en curar y qué problemas puedes encontrar durante el proceso de cuidado posterior.

También te ayudaremos a responder las preguntas más comunes sobre los piercings en los labios en general.

Tipos de piercing en el labio

Curación de los piercing del labio

Tipos de piercing en el labio y sus nombres

Actualmente los piercings labiales cuentan con una amplia diversidad de diseños. A continuación se puede ver una lista completa de todos los tipos:

Labret, Monroe, Medusa, Vertical Labret, Snake Bites, Ashley, Jestrum, Spider Bites, Angel Bites, Cyber Bites, Smiley, Cyber Bites, DolphinBites, Canine Bites, Shark Bites.

En el labio inferior (labret)

Un piercing vertical en el labio también llamado labret vertical consiste en introducir una joya en el centro del labio inferior.

Hay que tener en cuenta que los tejidos que rodean la boca son muy sensibles y están llenos de terminaciones nerviosas y por tanto un piercing en el labio puede ser más doloroso con respecto a cualquier otro piercing.

En ningún momento se debe realizar un piercing en manos de una persona que no esté capacitada para ello.

En el labio superior

Una alternativa interesante entre los piercings habituales en los labios es el piercing Jestrum.

Es una perforación gemela sobre el labio superior que tiene dos puntos de salida, uno sobre el labio y el otro justo debajo de él.

Es posible lucir diferentes tipos de joyas como labrets y barbos porque los dos puntos de salida se encuentran a la vista.

Esta perforación no es apropiada para todos los tipos de labios. Puede que una persona con los labios más pequeños no tenga suficiente espacio para que la joya atraviese el tejido.

Por otra parte el piercing tiene que estar bien situado en el labio de arriba porque la más mínima desviación desvirtúa la simetría de todo el rostro.

En hombre

Cuando se trata de piercings en los labios los hombres tienen muchas alternativas.

Una de las opciones más atractivas es el piercing lateral en los labios. Esta perforación se hace en un lado del labio inferior. A continuación se coloca un aro o anillo cautivo.

El piercing en el labio es otra opción excelente. Se hace justo debajo del labio inferior en el centro de la zona. Nuevamente la joya más apropiada para este piercing es un aro plano con una punta de bola.

Debajo del labio

El piercing del labio es muy popular y destaca la belleza del labio inferior otorgándole un aspecto como de auténtica estrella del rock.

Se trata de una única perforación en el centro justo en la parte inferior del labio (no en el mismo labio).

Esta perforación se ha convertido en una de las más populares por la gran cantidad de variedades y estilos.

Lo que significa se puede experimentar con perforaciones dobles o individuales en el medio del labio o en un lateral en vez de estar obligado a una única colocación.

Sin importar el género el piercing debajo del labio queda perfectamente a todas las personas.

Encima del labio

El piercing Medusa también conocido como piercing Philtrum consiste en una única perforación situada el surco situado justo debajo del tabique nasal y ligeramente encima del labio superior por lo que se ha puesto muy de moda en los últimos años.

Se trata de un piercing muy popular por su estética “cool”. Otro motivo de su popularidad es que acentúa correctamente el contorno del labio y crea un efecto seductor que atrae las atenciones de todo el mundo.

Es fundamental acordarse que la ubicación del piercing necesita ser considerada cuidadosamente. Puede dañar la simetría facial por completo si se realiza de forma inadecuada.

Piercing en el labio infectado

Una limpieza periódica es la mejor manera de descartar por completo las bacterias y prevenir una mayor irritación cuando se experimenten signos de infección en el labio.

Es necesario cepillarse los dientes y limpiar bien los labios con una solución salina entre dos y tres veces al día.

En una mujer

A continuación están los cinco mejores piercings de labios para mujeres:
Labret vertical, mordidas de araña, virgen, medusa y mordeduras de ángel (combinación de Madonna y Monroe).
Estos piercing son los más populares entre las mujeres. Como hay tanta oferta cada mujer elige la forma correcta para hacerse el piercing en el labio y que complemente con su estilo personal.

En el medio del labio de abajo

La perforación del labio Ashley en vez de perforar por debajo del labio inferior realiza un agujero en el centro del labio inferior para que parezca un piercing en el centro del labio.

Durante esta intervención se emplean agujas de perforación estándar de calibre 14. Su curación dura de dos a cuatro meses aproximadamente.

Durante la intervención es necesario utilizar anillos labiales planos.

En la parte de arriba del labio

El piercing de Medusa y también conocido piercing de Philtrum está cada vez más de moda.

Este piercing consiste en perforar por completo el surco que hay debajo del tabique nasal y la parte superior del labio.

Esta perforación es muy popular y por lo general tiene fama de ser muy atractiva.

Su popularidad es debida en parte al hecho de que puede realzar adecuadamente la encantadora curva de los labios creando una apariencia altamente impresionante y que garantiza captar la atención de todo el mundo.

Piercing del labio cruzado

Los piercings labiales suelen situarse justamente en la superficie del labio inferior proporcionando una forma horizontal.

En el periodo de recuperación de ocho semanas aproximadamente es recomendable la utilización de anillos labiales flatback y barras curvas.

Piercing falso para labio

En la actualidad los piercings en los labios resultan atractivos porque permiten librarse de la incomodidad y la permanencia (así como de las cicatrices) de un piercing y al mismo tiempo añaden un toque de modernidad a tu conjunto. Recientemente se han popularizado entre las celebridades.

Cómo abrir un piercing en el labio

Aunque te encante el aspecto de tu piercing en algún momento tendrás que quitártelo.

Recuerda que debes dejar pasar al menos dos semanas desde el momento en que te perforaste el labio por primera vez y así evitar que se irrite.

Es importante desinfectar la boca antes de quitarse el anillo labial y limpiarse los dientes con un enjuague bucal antiséptico.

  1. Limpiar bien las manos con agua y jabón antibacteriano para quitar los contaminantes de las manos y los dedos.
  2. Para quitar el anillo del labio mantén la posición del piercing. Utiliza la dentadura delantera para morder suavemente la parte posterior del piercing.
  3. Tuerce el otro extremo del piercing. Gire la bola al exterior del piercing con el dedo pulgar y el dedo índice. Gire el pircing en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que esté lo suficientemete desprendido como para poder extraerlo por completo.
  4. Extraiga el piercing. Saque el anillo labial de la boca retirándolo desde el interior. Procure que la zona del piercing esté limpia. Aclara la zona de los labios con un enjuague bucal para desinfectarla de nuevo.

Cómo desinfectar

La limpieza periódica es el mejor método que se puede emplear para eliminar las bacterias y para prevenir una mayor irritación en caso que se noten signos de enfermedad.

A continuación mostramos cómo se puede desinfectar un piercing labial infectado.

  • Antes de la limpieza hay que lavarse cuidadosamente las manos.
  • Frotar con una solución de agua salada.
  • Utilice un colutorio sin alcohol.
  • Para la limpieza exterior utilizar un jabón ligero y sin perfume.
  • Para quitar los restos de jabón es necesario enjuagar el piercing con agua utilizando una toalla de papel seca.
  • Después de cada comida se debe efectuar el cepillado de los dientes y un colutorio.
  • Durante el proceso de cicatrización del piercing se recomienda utilizar únicamente toallas de papel desechables para secarlo.

Hay que evitar el contacto excesivo del piercing, el contacto sexual cerca del mismo, fumar y la inmersión del piercing en el agua.

Durante el proceso de cicatrización de la perforación estas recomendaciones pueden reducir el riesgo de entrada de nuevos microorganismos.

En el frenillo dentro del labio

La perforación sonriente es también conocida como perforación frenillo. Esta perforación consiste en la unión de la parte interior del labio superior con la encía superior.

Son muchas las personas que no pueden realizarse esta perforación por lo pequeño que es el frenillo. Además debido a la extrema delgadez de la piel tiene más posibilidades de ser arrancado o rechazado.

Debido a que este piercing no es para todo el mundo es fundamental entender todo el proceso completo antes de realizarse uno.

Precio

Los precios de los piercings de labios dependen de su ubicación, de la habilidad del profesional y de los materiales de joyería que elija.

Las tarifas varían mucho de un país a otro pero el promedio es de unos 40€ sin contar las joyas. Naturalmente la calidad de las joyas repercutirá de forma considerable en el precio total del piercing en el labio.

Las de acero inoxidable quirúrgico y las de titanio para implantes deberán ser menos costosas que las de metales preciosos por ejemplo el oro de 14 quilates o el platino.

Cómo hacer un piercing falso en el labio

Los piercings labiales aportan frescura a tu look pero quizá prefieras no tener que hacer frente a las complicaciones y los cuidados posteriores que implica un piercing labial.

Afortunadamente los aros labiales son sencillos de hacer y permiten realizarlos con materiales económicos.

  1. Con un alambre de artesanía rodee dos veces la base de un rotulador permanente.
  2. Si se quiere hacer una sola anilla hay que cortar el alambre sobrante con un cortaalambres.
  3. Ajusta las dos extremidades del aro hasta que casi se toquen.
  4. Acomoda el aro alrededor del lado de tu labio de abajo. Realiza una vuelta con tu aro labial y verifica cómo se ve y se siente. En función de la posición del anillo puede ser necesario ajustarlo o aflojarlo y ya estará listo.

¡Disfruta de tu nuevo complemento cuando salgas a la calle!.

Cicatrización

Un piercing en el labio necesita entre un mes y medio y dos meses para cicatrizar aunque parezca que está bien en seguida el tejido del labio se recuperará en las próximas semanas.

Las perforaciones labiales más complejas como la medusa vertical necesitarán aún más tiempo de curación.

En esta delicada zona es necesario seguir un exhaustivo procedimiento de cuidados posteriores para mantenerla sana y con el mejor aspecto posible.

Transversal

El piercing vertical medusa también es conocido como piercing jestrum y está formado una perforación con un punto de entrada en el philtrum ( donde se encuentra el piercing medusa) y otro de salida a través del labio de arriba.

La perforación se completa con una barra curvada cuyos extremos sobresalen de los puntos de perforación para que parezca que hay dos piercings.

Este piercing se adapta a las personas que están buscando algo diferente y sutil. Ambos puntos sobre el labio superior llamarán la atención sin restar belleza a la persona.

Cuando se realiza este piercing la estética es muy importante. Para crear el efecto esperado hay que centrarlo en el labio.

Además para que pueda adaptarse a la joya es necesario que los labios presenten un grosor considerable.

Por lo tanto es muy importante informarse bien del procedimiento antes se concertar una cita con el perforador.

Cuánto duele

La sensibilidad dependerá de la sensibilidad al dolor que tenga cada persona en particular. Si se compara con la piel alrededor de las orejas o de la nariz la piel de los labios es mucho más sensible.

Por lo tanto la perforación dolerá algo más que un piercing en la oreja pero sólo durante unos instantes.

Cómo curar si tenemos una infección

La limpieza periódica es el mejor método que existe para eliminar las bacterias y impedir una mayor irritación si se presentan signos de infección.

Es necesario efectuar una limpieza en la zona de la perforación con una solución salina dos o tres veces al día.

También puede utilizar un colutorio sin alcohol para enjuagar la boca después de comer y mantener una higiene bucal adecuada.

Cuidados

Limpiar y cuidar adecuadamente un piercing nuevo ayudará a la prevención de infecciones a reducir las probabilidades de que aparezcan problemas y a asegurar la correcta cicatrización del piercing.

En este caso conviene no descuidar la limpieza posterior de la perforación.

Hay que asegurarse de que las manos están perfectamente limpias antes de tocar el nuevo piercing. Esta es la primera línea de protección contra los microorganismos que son peligrosos.

Seguidamente hay que administrar al menos dos veces al día una solución salina en la parte externa del piercing del labio.

Para esto se puede comprar una solución de cuidado posterior hecha. Además de enjuagar el exterior del piercing deberás enjuagar la boca con un enjuague bucal que no contenga alcohol cada vez que comas algo.

No es recomendable un enjuague bucal normal porque el alcohol y los sabores fuertes son extremadamente desagradables e irritan el piercing recién perforado.

Piercing de aro en el labio

El piercing de aro en labio puede ser sustituido por un barbell circular. Esta perforación puede ser similar al ‘smiley piercing’.

Reemplaza el piercing del labret por un barbell circular para obtener un aspecto completamente diferente.

Permite que el piercing descienda en los labios dejando al aire las dos bolas del barbell circular.

Normalmente se utilizan metales como el acero quirúrgico para este piercing en forma de herradura. Hay que tener en cuenta los dientes a la hora de llevar esta perforación.

Quizás convenga que el piercing circular sea de acrílico.

Como el piercing de aro está situado en la comisura de los labios la longitud requerida puede variar.

Se debería averiguar qué longitudes son las más adecuadas y más cómodas para cada uno tanto la de 8 mm como la de 10 mm.

Besar con un piercing en el labio

La primera vez que besas con un piercing en el labio puede resultar incómodo. Habrá que acostumbrarse a manipular las joyas sin dejar de vigilar los dientes.

Aunque puede resultar entretenido para tu pareja que te muerda o juegue con las joyas del piercing no es conveniente el morder con demasiada intensidad y provocar una lesión.

Tampoco se debe tirar con demasiada fuerza de las joyas del piercing al besarse.

Antes de besar a alguien con un piercing en el labio hay que tener en cuenta que la experiencia de los besos se verá influida por las joyas que lleve el otro y por la ubicación del piercing.

Cómo cerrar el agujero

Los piercings en los labios puede parecer una forma divertida de expresión mientras eres más joven.

Sin embargo con los años los piercings labiales podrían parecer excesivamente infantiles y no reflejan una personalidad tan madura.

Quitar el agujero que ha dejado un piercing labial de larga duración resulta más difícil que sencillamente quitar la joya.

Se forma un tejido cicatrizante alrededor de la apertura real de un piercing de la cara que ha estado allí durante un largo período.

El orificio nunca se cerrará del todo a causa del tejido cicatricial. Como los tejidos del interior de la boca son muy diferentes a los de la piel de la cara el agujero que deja el piercing dentro de la boca se acaba cerrando.

La mayor parte de las personas no son muy conscientes de que cuanto más grande sea el grosor utilizado para perforar la piel mayor será el agujero que quede.

Significado

Los orígenes del piercing en los labios se remontan a las culturas de África y América.

Se trata de una práctica frecuente entre los habitantes de Papúa Nueva Guinea, los dongones de Malí, los nuba de Sudán y los nuba de Etiopía.

Además se encuentra entre los nativos del Amazonas de América del Sur.

Las perforaciones en los labios es una técnica muy antigua con antecedentes místicos y mitológicos. A pesar de ello en la sociedad moderna se sigue realizando principalmente por razones estéticas.