Saltar al contenido

Piercing en la Lengua

Todo lo que necesitas saber sobre los piercings en la lengua, incluyendo: los tipos más comunes, cuánto duelen, cuánto cuestan, cuánto tiempo tardan en sanar y qué problemas puedes encontrar durante el proceso de cuidado posterior.

Siempre intentamos responder a todas y cada una de las preguntas más comunes sobre cada tipo de piercing, y esta sección no es diferente.

Tipos de piercing en la lengua

Que tener en cuenta antes de hacerse un piercing en la lengua

Curación de los piercings en la lengua

Posibles problemas con los piercings en la lengua

Preguntas frecuentes sobre el piercings en la lengua

Cuánto tarda en cicatrizar

Si se compara con cualquier otro piercing el de lengua cicatriza con una rapidez relativamente alta.

Normalmente necesitan entre seis y ocho semanas para sanar del todo, aunque esto puede ser diferente para cada persona y puede reducirse si se realizan los cuidados apropiados.

El piercing lingual cicatrizará adecuadamente y no presentará ninguna infección siempre y cuando se realicen unos cuidados bucodentales adecuados.

Hay que cepillar los dientes y la lengua dos o tres veces al día, emplear un colutorio sin alcohol y usar agua salada al limpiarlo.

Cuánto cuesta

El precio de un piercing en la lengua puede variar dependiendo de una variedad de factores, como el lugar en el que se encuentre, el establecimiento/perforador de elección y el tipo de piercing, entre otras cosas.

Normalmente los piercings en la lengua suelen tener un coste que ronda entre los 35 y los 100€. Hay que tener en cuenta también que los piercings suponen dos gastos: el piercing en sí mismo y las joyas.

En este caso hay que estar preparado para pagar una cantidad superior por piezas de joyería de calidad, puesto que no hay que reparar en gastos.

Piercing lengua y el sexo

Se puede decir sin temor a equívocos que los piercings ayudan a disfrutar más de la experiencia del sexo de una forma u otra.

Es necesario asegurarse de mantener el piercing bien limpio y bien cuidado a fin de prevenir todo tipo de problemas o infecciones. Por supuesto, esto reduciría considerablemente el placer.

Fumar

Mientras la lengua se cura, no puede fumarse ni usar colutorios agresivos, lo que resulta desafortunado para algunos.

Tampoco se recomienda besar ni hacer sexo oral en la fase de curación, por lo menos cuando el piercing aún está fresco. Limpiarse en exceso el piercing también puede provocar problemas.

Besar

Al menos durante tres semanas no se debe besar. Los besos constituyen la segunda vía de infección más frecuente, de modo que hay que tener precaución en evitar la entrada de bacterias al interior de la boca. Queda prohibido fumar, besar o realizar sexo oral.

Primeros días

Después de los días 1 a 3 es posible que la herida se encuentre excesivamente molesta e irritada los primeros días posteriores al piercing.

Puede que la persona experimente problemas para poder hablar y para adaptarse al nuevo ambiente que tiene en la boca.

En cualquier caso, hay que evitar que el piercing contacte o golpee los dientes ya que podría provocar una reacción inflamatoria.
En cuanto a la masticación al principio podría ser conveniente colocar los alimentos justo encima de los dientes.

En los primeros días algunos prefieren tomar licuados u otros productos líquidos hasta acostumbrarse a la alimentación con el piercing puesto.

Por otra parte, después de hacerse un nuevo piercing en la lengua hay que adquirir un nuevo cepillo de dientes.

De este modo, se disminuye la probabilidad de presentar más bacterias en la zona de forma no intencionada.

Es crítico enjuagarse la boca con una fórmula salina numerosas veces al día en los primeros días.

La mayoría de los piercers recomiendan un cuarto de cucharada de sal libre de yodo en 8 onzas de agua tibia.

Infección en la lengua por un piercing

Debido a que el agujero de la lengua es más susceptible a las dificultades que otros tipos de perforaciones corporales un piercing en la lengua infectado normalmente requiere una atención inmediata.

Por lo general se tratan las infecciones leves con una limpieza de la boca que elimine las bacterias, aplicando hielo en la región del piercing y consiguiendo un antibiótico prescrito por un médico.

Aunque los signos de la infección sean discretos al principio lo normal es acudir a un médico para inspeccionar una lengua que esté infectada.

Una tonalidad roja intensa del piercing, una inflamación importante, una persistente halitosis y el desagradable o sabor de la boca son signos de un piercing lingual infectado.

Chicas

Muchas mujeres se hacen un piercing por diversos motivos como la espiritualidad, la tradición cultural o el impulso sexual.

La necesidad de automutilación o la confianza en sí mismas. Las mujeres que se perforan la lengua se sienten más unidas a su cuerpo y más dueñas de su vida.

Piercing debajo de la lengua

Debido a que la perforación de la membrana lingual o del frenillo lingual conlleva riesgos y ciertas complicaciones algunos profesionales del piercing la evitan.

Esta perforación está situada detrás de la lengua y atraviesa un tramo muy fino de tejido en el que apenas cabe el peso del metal.

Genera presión, incomodidad y deformación del piercing cuando la lengua se apoya en él. Esto provoca que la incisión de cicatrización se mueva y se desgarre dando como resultado un agujero irregular.

La joya se desprenderá del frenillo lingual a medida que el patrón migratorio continúa. Esto provoca la formación de tejido cicatricial y el deterioro a largo plazo del área afectada.

Tipos y nombres

Las diversas modalidades de piercings linguales se denominan en función de la zona de la lengua en la que se colocan.

Cada perforación atraviesa una parte distinta de la lengua o en una dirección diferente y hace que los finales de la joya descansen en diferentes lugares de la lengua.

La mayor parte de los piercings linguales son realizados con una medida convencional de 14mm.

Dos bolas

Este es el tipo de piercing lingual más frecuente hasta ahora. Está situado en la línea media, a 1,9 cm de la punta de la lengua como su nombre indica.

Aunque algunos perforadores utilizan diversos tipos de piercings la barra recta es la más frecuente en un piercing ubicado en la línea media quedando una bola en la parte de arriba de la lengua y otra bola en la parte inferior.

En el frenillo de la lengua

Una perforación del frenillo lingual tiene lugar cuando la lengua se perfora por debajo de la lengua. Por lo tanto la perforación sólo es visible cuando la lengua está totalmente levantada y presionada contra el paladar.

Las barras rectas no son muy apropiadas para esta zona sino que las barras curvadas o redondas son las más utilizadas para los piercings.

En la punta de la lengua

Esta perforación también se llama “ojo de serpiente” y se trata de una perforación horizontal que se coloca en el extremo de la lengua y no en el centro.

Se introduce una única barra alargada en la punta de la lengua y se conoce también como piercing de superficie. Parece que hay dos piezas de joyería pero sólo hay un piercing.

Doble

Las perforaciones linguales dobles están formadas por dos agujeros individuales realizadas con dos barras diferentes.

Ambas pueden ponerse hacia la misma dirección o puede colocarse una vertical y otra horizontal.

Como la colocación adecuada es crucial ponte en contacto con un profesional de los piercings que tenga buena reputación en tu zona.

Cómo aliviar el dolor

Es probable que los primeros días el piercing se hinche. Para reducir la hinchazón se puede intentar lo siguiente:

Colocar pedazos de hielo en la boca y dejar que se derritan. Los trozos grandes de hielo puede provocar un edema y por ello el hielo picado es siempre la mejor opción.
Disminuya el tiempo que dedica a hablar.
La primera semana o mientras se tenga el labio hinchado hay que evitar el consumo de bebidas calientes, alimentos picantes y ácidos, el tabaco y el alcohol.
Durante la curación del piercing hay que evitar beber con pajitas.
Durante los próximos 3-4 días hay que evitar el consumo de bebidas gaseosas. Es posible que se rompa el sello que se ha formado en la zona del piercing.
En la primera semana o mientras la lengua siga hinchada se recomienda comer únicamente alimentos blandos.

Dolor

Es normal que la gente se sorprenda al hacerse un piercing y ver que no duele tanto como pensaban.

No es así debido a que va a través del tejido conectivo, así que como comentamos antes la inflamacion y la semana posterior es probablemente la peor parte, pero una vez que se supere esa hinchazón ya se habrá pasado la peor parte y el piercing lucira con normalidad.

Cuánto dura el dolor

Normalmente un piercing en la lengua se recupera en cuatro o seis semanas. Es habitual sentir dolor además del de otras sensaciones durante la curación. Es posible que el dolor dure hasta un mes y después desaparezca.

La inflamación de la lengua normalmente tiene una duración de tres a cinco días, pero se puede reducir tomando líquidos fríos.

Hay que recordar los efectos del piercing de metal como conductor que amplía los efectos de enfriamiento o calor de las cosas más frías o los alimentos y las bebidas más calientes.

Por eso hay que tener cuidado de no pasarse de la raya.

Piercing en la lengua en los hombre

En los años noventa la cultura de la transformación del cuerpo se extendió y los hombres comenzaron a perforarse la lengua.

Algunos hombres se realizan piercings en la lengua por razones rituales o espirituales y otros simplemente lo hacen para divertirse.
Cuando se trata de un piercing corporal, hombres y mujeres mantienen diferentes prioridades.

Los piercings en el pezón en las cejas, en el cartílago de la oreja, en la lengua, en la nariz, en los labios y en los genitales son los más populares entre los hombres, por este orden.

Cómo quitarselo

Siempre se debe esperar a que la perforación se haya recuperado antes de hacerlo.

Puede que se necesite la ayuda de un experto para la primera vez que cambies tu piercing, aunque si se sigue los pasos con cuidado se podrá cambiar la joya en un momento.

  1. Asegúrate de que tus manos están limpias. Aún cuando el piercing haya cicatrizado tus manos deberán estar bien limpias para manipularlo.
  2. Lávate la boca con agua. Aclárate la boca con suero fisiológico, que es una solución elaborada con agua tibia y sal (el agua tibia disolverá mejor la sal que el agua fría).
  3. Como ayuda ponte enfrente de un espejo grande. Así podrás cambiar el piercing sin mirarlo una vez que te acostumbres a él.
  4. Saca la lengua. Saca la lengua todo lo posible para reducir las posibilidades de tragarte un pedazo del piercing si se te cae.
  5. Ponga una bola en la barra y sujétela allí con su mano no dominante, ponga la bola en la parte inferior de la lengua. Mantenga el equilibrio.
  6. Saque la otra bola de la barra desatornillándola. Con la mano Sácala de la barra desatornillándola completamente.
  7. Retire la barra. Retire la joya completa desplazando suavemente la barra fuera de la lengua.
  8. Repita los pasos 1 al 8 para insertar un nuevo piercing. A través del piercing, introduce tu nueva pieza de joyería. Haga esto inmediatamente para prevenir que su piercing pueda cerrarse.

Precios

El precio del piercing en la lengua varía en función del lugar donde se encuentre de la tienda que escoja y del tipo de piercing, entre otros factores.

Por otra parte un piercing en la lengua cuesta generalmente de 35 a 100€. No olvides que las perforaciones implican dos gastos: el piercing y las joyas.

Debes estar dispuesto a gastar un poco más en joyas de alta calidad; esto es algo que no deberías escatimar.

Cuidados

Deberás asegurarte de que tu piercing se cura adecuadamente y que no se infecte una vez que abandones la tienda.

En la mayoría de los casos el proceso de recuperación tarda entre 3 y 4 semanas durante ese tiempo deberás hacer lo siguiente:

Tras cada comida o tentempié y antes de acostarte a dormir debes enjuagarte el piercing de la lengua o del labio.

El agua salada caliente o un colutorio antimicrobiano sin alcohol son también opciones eficaces.
Mientras se cura el piercing no debes besar a nadie (no querrás entrar en ningún momento en contacto con la saliva de otras personas).
Las tazas, los platos, los tenedores, los cuchillos y las cucharas no deberían compartirse con otras personas.
Coma comidas saludables en pocas cantidades.
Hay que evitar los alimentos y las bebidas que sean picantes, saladas o ácidas.
No se debe consumir café, té o chocolate caliente.
No sea exigente. Procure evitar el rechinar de las joyas con los dientes al hablar y masticar despacio.
Revise periódicamente que todo funcione bien.

¿Blanco alrededor del piercing de tu lengua?

Es típico tener un anillo blanco o amarillento por encima o por debajo del piercing en la lengua. Se trata de una costra de líquido linfático proveniente del piercing lingual.

La boca es un entorno húmedo y por ello es posible que el piercing lingual no se llene de costras como en otros piercings.

El drenaje linfático habitual de un piercing lingual en fase de cicatrización puede hacer que la gente tema que se produzca alguna infección, este líquido linfático podrá limpiarse cuidadosamente con agua templada.

¿Cómo saber si está infectado?

Las infecciones se pueden detectar por el enrojecimiento o la hinchazón que se extiende más allá del lugar de la punción.

A continuación figuran otros indicadores tempranos de infección:

  • Edema que resulta molesto
  • Sensación de calor que no desaparece
  • Molestia extrema
  • Un bulto en la parte delantera o trasera del piercing
  • Sangrado intenso, pus o secreción amarillenta
  • Fiebre

En la mayoría de los casos las infecciones leves pueden tratarse en casa.
No obstante si los síntomas son graves o se trata de la primera infección hay que acudir al perforador tan pronto como sea posible.

Curación

El proceso de curación es la peor parte de este piercing. El piercing no es muy doloroso pero en el proceso de curación la lengua se hinchará, lo que significa que se puede tener un un poco de ceceo y se va a tener comer un poco más despacio.

Si tu actividad normal requiere de hablar mucho hay que tener esto en cuenta porque no vas a sonar normal durante un tiempo debido a la hinchazón que generalmente dura de 3 a 5 días.

Qué comer

Para promover la mejor curación del piercing se deben consumir únicamente alimentos que contribuyan a su curación y que alivien el dolor.

Cuando el piercing se cure es posible incorporar nuevamente nuevos alimentos en la dieta.

Batidos

A causa de la inflamación la masticación de los alimentos puede resultar difícil con la lengua recientemente perforada.

Por ello, es mejor comer alimentos en forma líquida. ¿Qué mejor forma de hacerlo es con un smoothie? Resultan muy sabrosos y saludables.

Sopa

Si desea algo salado, apueste por los caldos claros con trocitos de verduras tiernas y asegúrese de que se hayan enfriado antes pues no querrá quemarse la lengua en recuperación.

Otros alimentos tiernos

¿Hay otras opciones? Puede probar el yogur que cuando se come frío puede aliviar el dolor y proporcionar nutrientes a su organismo.

También puedes comer helados o alimentos para bebés ya que no necesitan ser masticados. Pero recuerda siempre que cuanta menos fuerza hagas sobre el nuevo piercing más pronto se curará.

¿Duele el piercing de la lengua?

Dado que la lengua tiene terminaciones nerviosas, músculos y vasos sanguíneos, los piercing linguales suelen ser dolorosos.

No obstante la mayor parte de la gente asegura que no le duele tanto como otros piensan. Muchas personas consideran que los piercings en la lengua son mucho menos dolorosos que los piercings en las orejas.

Hay quienes comparan el dolor de la perforación con el de las vacunas aunque es menos fuerte que el de la extracción de sangre de las venas para una analítica. Algunos dicen que es muy doloroso y otros que no.

Cada persona dispone de diferentes niveles de dolor o tolerabilidad y tiene una respuesta distinta al dolor.

Cada persona tiene una reacción diferente al dolor. Durante la intervención el profesional del piercing normalmente tomará las precauciones necesarias para no tocar las venas linguales.

Piercing en la lengua horizontal

Los piercings linguales horizontales se caracterizan por ser el único piercing que atraviesa la punta de la lengua en sentido horizontal.

Las perforaciones en forma de ojo de serpiente y las perforaciones en forma de cuchara son otros de los nombres que reciben estos piercings.

Pese a sus graciosos nombres estos piercings no son aptos para los más débiles y algunos perforadores los evitan hacer.

Cuándo puedo cambiarlo

Es importante esperar a que el piercing esté completamente cicatrizado antes de cambiarlo por otro a continuación te explicamos el procedimiento:

  1. Asegúrese que sus manos estén limpias aún después de la curación del piercing tus manos deberán estar muy limpias al manipularlo.
  2. Enjuáguese con agua la boca.
    Utilice un suero fisiológico compuesto por agua tibia y sal para enjuagarse la boca.
  3. Como ayuda ponte enfrente de un espejo grande así puedes cambiar el piercing sin necesidad de mirar cuando te acostumbres a él.
  4. Saque la lengua al máximo para disminuir las posibilidades de tragarte un trozo del piercing si se cae.
  1. Coge una bola de la barra y sostenla en tu mano. Con la otra mano coloque la bola en la parte posterior de la lengua. Mantén el equilibrio.
  2. Saque la otra bola de la barra desenroscándola con la mano dominante gira la bola de arriba hacia la izquierda.
  3. Retire la barra por completo deslizando con cuidado la barra hacia fuera de su lengua.
  4. Repita el procedimiento 1-8 para introducir el nuevo piercing.
  5. Compruebe que ambas bolas quedan perfectamente cerradas antes de introducir la nueva pieza para asegurarse de que no se cierra el agujero.

Se puede hacer con brackets

Los piercings en la lengua podrían dañar la ortodoncia si entraran en contacto mientras se habla o se duerme.

Además puede obstruir el movimiento dentario dificultando el desarrollo del tratamiento odontológico e incluso provocar la formación de espacios vacíos entre los dientes y por tanto es recomendable hacerse una perforación lingual después de haber terminado con la ortodoncia.

¿Puede dañar los dientes?

Desgraciadamente la respuesta es sí. El piercing de la lengua podría afectar negativamente en los dientes.

Los piercings están hechos generalmente de metal rígido y pueden provocar lesiones dentro de la boca.

Al morder el piercing o jugar con él es posible que los dientes se rayen y astillen y que aumente su sensibilidad dentaria.

¿Se puede beber alcohol?

Para reducir al mínimo problemas como la incomodidad el dolor y la inflamación excesiva se debe abstener de beber alcohol como mínimo dos o tres semanas después de la perforación lingual.

A partir ese momento podrás consumir todo el alcohol que desees.

Cómo hacerlo

Si cuentas con los materiales y los procedimientos apropiados para hacerte un piercing lingual podrás hacerlo en unos escasos minutos y conseguirás que tus colegas se queden boquiabiertos enseguida.

Es esencial adoptar todas las medidas de higiene y seguridad correspondientes para invertir en un equipamiento profesional de perforación y realizar este procedimiento de forma correcta así como cuidar la perforación posteriormente.

Aunque no dbes olvidar que lo ideal es que el piercing lo realice un profesional con licencia.

Volver a hacerselo

Te sorprenderá saber que un piercing en la lengua es mucho más antiguo de lo que de lo que pensabas, en realidad comenzó como un ritual con los mayas y los aztecas.

Colocación

La colocación adecuada de un piercing en la lengua es generalmente alrededor de cinco as tal vez incluso a 3/4 de pulgada de la punta de la lengua de la lengua, no lo quieres demasiado cerca porque se rozará contra tus dientes y las encías, lo que causará muchos muchos problemas.

También sera necesario que esté entre los dos músculos, ya que estás atravesando el tejido conectivo y eso es lo que va a va a hacer que este paso sea agradable y rápid.

Posibles problemas

Uno de los problemas más comunes que se aprecia con este tipo de piercing es cuando la gente va a beber y no están acostumbrados al piercing, por otro lado el alcohol nunca es bueno para un piercing nuevo, el mayor problema es que adormece la boca y una vez que la esta está adormecida no se sabe o se percibe el daño que se puede estar haciendo, hay gente que vuelven al estudio con piercings rotos y magullados así lo mejor es tratar de abstenerse de beber.

Otro de los grandes problemas que tiene la gente es que no reducen el tamaño de su barbell a ese más corto que le permite jugar con el lo que hace que lo froten contra los dientes, lo que erosiona el esmalte y los daña.