Saltar al contenido

¿Pican los piercings mientras se curan?

Sí, los piercings pueden picar cuando el proceso de curación está en marcha.

Puede parecer contradictorio, pero el picor es una buena señal, ya que denota que la cicatrización avanza de forma sana y natural. El grado de picor varía mucho de un individuo a otro.

Nadie considera que hacerse un piercing sea un proceso indoloro.

Sin embargo, la incomodidad es sólo momentánea, y la mayoría de los piercings se curan perfectamente, a menos que seas hipersensible a ciertos materiales.

¿Es normal el picor?

Es posible que hayas notado que tu piercing ha empezado a formar costras o incluso a hincharse después de uno o dos días.

Esto significa que tu cuerpo ha registrado la herida y está curando la zona.El tejido conectivo de su epidermis comienza a moverse hacia la región expuesta y envuelve lentamente las células de la piel perforada.

Este movimiento gradual pero perceptible del tejido conectivo es percibido por el cuerpo como un picor.

Aunque un pequeño picor es una sensación perfectamente normal después de tu piercing, lo que no es normal es un picor intenso, una erupción o una hinchazón.

Si esto ocurre, tu cuerpo está rechazando el piercing.

Si estos síntomas desaparecen en uno o dos días, no hay de qué preocuparse. Sin embargo, si la hinchazón persiste, significa que tienes que emplear un curso de acción completamente diferente.

Cura para el picor

Prueba estos métodos para que tu piercing deje de picar y evitar que empeore:

  • Experimenta con el tipo de joya del piercing
  • Mantener la zona limpia
  • Oxigenar la herida
  • Hidratar regularmente

Experimentar con las joyas

Los materiales que componen tu piercing pueden ser un factor importante para que te acabe picando el piercing.

Si te dan a elegir, asegúrate de optar siempre por estas variantes no tóxicas. Pueden ser más caras, pero merecen la pena:

  • Oro
  • Acero quirúrgico
  • Titanio

Si notas que te pica en exceso, podrías estar reaccionando al metal. Vuelve al piercing para ver si te pueden cambiar la joya de serie por una de otro metal.

Mantén la zona limpia

Una herida perfectamente normal puede convertirse rápidamente en una infección si no se mantiene un cierto nivel de limpieza.

Es muy importante limpiar el piercing al menos dos veces al día para garantizar que las bacterias no se instalen.

Evita tocar la joya y la piel o incluso usar las manos para limpiar la herida, ya que las manos también contienen una cantidad loca de bacterias.

Si tienes que manipular la herida, intenta utilizar un par de guantes nuevos y asegúrate de limpiar la sangre que pueda haberse secado alrededor del lugar después de realizar el procedimiento.

Para limpiar la herida, es preferible utilizar una solución salina, que puede crearse mezclando 2 cucharaditas de sal en un vaso de agua.

Si no puedes hacerlo, utiliza como alternativa un jabón suave y sin perfume. Asegúrate de secar bien la herida después de limpiarla.

Oxigena la herida

Asegúrate de que la herida tiene suficiente exposición al oxígeno durante las primeras cuatro semanas, y que no está sujeta a la humedad.

Si tu piercing está cubierto por la ropa, asegúrate de llevar tejidos ligeros y transpirables durante unos días hasta que la herida se cure.

El mejor ejemplo de un tejido perfecto para esta situación sería el simple algodón. Deja que la herida respire y te irá bien.

Otra amenaza de llevar ropa restrictiva es que puede tirar de tu piercing y posiblemente incluso desprenderlo con el tiempo. Llevar ropa amplia te ayudará a prevenir este desafortunado accidente.

Hidratación regular

Hidratarse con un producto de alta calidad al menos dos veces al día puede ayudar a solucionar el picor de tu piercing, ya que la sequedad de tu piel es atajada por el suero celestial.

Asegúrate de hidratar una vez que hayas limpiado y secado el piercing, esto también ayudará a que tu herida sane bien con el tiempo al no encerrar suciedad, bacterias y exceso de humedad.

Un resumen del piercing

Un nuevo piercing puede producir picores e incluso mal olor -has oído hablar del queso de oreja-, pero la mayoría de los aficionados a esta actividad rebelde te dirán que merece la pena.

El picor no es más que una reacción normal a un pinchazo en la piel y tu cuerpo está haciendo lo que mejor sabe hacer: curarte rápida y eficazmente.

Sin embargo, un picor anormal puede surgir si no estás cuidando bien tu nuevo piercing.

Si utilizas las joyas adecuadas, mantienes la herida limpia y la cuidas como se aconseja, seguro que evitarás esta eventualidad.

Artículos relacionados con los cuidados posteriores de un piercing

piercing nikeloide

Cómo deshacerse de los queloides de los piercing

Las cicatrices son una preocupación común para las personas que están pensando en hacerse un ...
Leer Más
Piercings malolientes: Causas y tratamiento

Piercings malolientes: Causas y tratamiento

Los piercings de las orejas huelen mal debido a una reacción no deseada con la ...
Leer Más
¿Cuánto tiempo tarda en cerrarse un piercing?

¿Cuánto tiempo tarda en cerrarse un piercing?

Puede que lleves tu piercing desde hace días, semanas, meses o incluso años. Tal vez ...
Leer Más
Aceite del árbol del té para los piercings

Aceite del árbol del té para los piercings

Este aceite esencial procede del árbol nativo de Australia Melaleuca alternifolia. El árbol del té ...
Leer Más
Solución salina para piercings

Solución salina para piercings

El suero fisiológico es el producto de referencia para la limpieza de los nuevos piercings, ...
Leer Más
Rechazo y migración de la perforación

Rechazo y migración de la perforación

Tienes un piercing que te encanta pero qué pasa si tu cuerpo tiene una opinión ...
Leer Más