Saltar al contenido

¿Cuánto tiempo tarda en cerrarse un agujero de piercing en la lengua?

Los piercings en la lengua están entre los más populares, pero también son los más difíciles de cuidar. Esto se debe a que la boca está repleta de bacterias dañinas.

Los piercings en la lengua pueden infectarse fácilmente y a veces es necesario retirarlos de inmediato.

El tiempo que tarda en cerrarse el piercing de la lengua depende de una serie de factores. El factor más importante es la antigüedad del piercing.

Cuanto más tiempo lo tengas, más tardará en cerrarse. Ese es el indicador más importante. Otras variables son la fortaleza de tu sistema inmunitario y la calidad de tu higiene bucal.

Tu piercing en la lengua se cerrará:

  • En pocas horas si es nuevo
  • Después de días o semanas si lo tienes desde hace años
  • Nunca, si lo has estirado con un calibre grande

Proceso de curación de los piercings en la lengua

Es esencial entender lo que sucede durante el proceso de curación y cuánto tiempo lleva. Esto te ayudará a poder predecir mejor cuándo se cerrará tu piercing.

Por ejemplo, puede que sientas que el agujero está curado a la segunda semana y asumas que puedes quitarte el perno o la barra.

Sin embargo, en este punto, no es recomendable que te quites la joya porque se cerrará muy rápidamente.

Un piercing en la lengua tarda entre seis y ocho semanas en cicatrizar por completo.

Esto varía de una persona a otra, dependiendo de tu rutina de cuidados posteriores y de la capacidad natural de curación de tu cuerpo.

El tiempo por sí solo no determina cuándo está curado tu piercing. Tu cuerpo puede curar las heridas de forma natural y lenta, por lo que el proceso podría durar diez semanas.

No es seguro cambiar las joyas antes de que hayan transcurrido al menos seis semanas. Escucha a tu cuerpo y no te precipites.

Es tentador querer cambiar ese aburrido perno por un barbell genial. Si te quitas el piercing de la lengua demasiado pronto, puede cerrarse en cuestión de minutos. También puede aumentar el riesgo de infección.

Pide a tu perforador que te ayude a quitarte la joya la primera vez que lo hagas. En caso de duda, acude a tu perforador. Ellos son los que mejor te pueden aconsejar sobre lo que debes hacer.

Fase de curación temprana

Los primeros días después de recibir el piercing, tu lengua estará sensible al más mínimo contacto. En esta fase, puedes tener la tentación de jugar con el piercing porque es nuevo y emocionante.

Esto sólo causará sangrado e inflamación. Juguetear con el piercing sólo hará que se transfieran más bacterias a la zona, aumentando el riesgo de infección.

También puede experimentar una buena cantidad de hinchazón durante este tiempo.

Fase de curación primaria

Esto es cuando tu cuerpo deja de ver tu piercing como una herida que necesita ser curada. Comenzará a aceptar el objeto extraño y enviará diferentes agentes al cuerpo.

El sistema de defensa natural de tu cuerpo se ralentiza, y los agentes y anticuerpos enviados al lugar del piercing buscan destruir cualquier bacteria y fortalecer el área circundante.

Esta es la etapa más crítica del proceso de curación. Puedes tocar el piercing, pero es mejor evitar el contacto regular.

Esta fase puede durar varios meses, por lo que tendrás que limpiar regularmente el piercing con suero fisiológico o agua salada.

El mejor producto para el cuidado posterior que he utilizado personalmente es el Spray para el cuidado posterior del piercing After Inked.

No sólo es vegano, sino que también está completamente libre de alcohol y aditivos.

La solución funciona bien en todo tipo de pieles, incluidas las sensibles, y se presenta en un frasco de tamaño generoso para una fácil aplicación.

Si se utiliza desde el principio del proceso de curación, el spray ayuda a reducir los tiempos de curación y pretende eliminar cualquier dolor o molestia.

Puedes pensar que tu piercing se ha curado porque la hinchazón y la irritación han desaparecido. Esto no significa que puedas quitarte las joyas.

Tienes que dar tiempo a tu cuerpo para que se acostumbre a este objeto extraño alojado en su interior.

Si te quitaras el piercing aquí, podría cerrarse al cabo de unos minutos u horas. No es aconsejable que lo hagas.

Fase de maduración

Tu sistema inmunológico o de defensa natural casi ha terminado de trabajar en esta zona. El piercing está empezando a endurecerse y ya no tiene un alto riesgo de infección.

Puede haber una secreción clara y espesa alrededor del piercing. Esto es tu cuerpo hidratando la zona hasta que vuelva a la normalidad.

Es seguro quitarse el piercing durante esta fase, pero ten en cuenta que los piercings de lengua se cierran muy rápido.

Las personas que han tenido su piercing durante años informaron que se cerró en cuestión de días. Para otros, puede ser una o dos semanas.

El punto es: si no quieres que tu piercing en la lengua se cierre, trata de no dejarlo fuera por períodos prolongados.

¿El piercing en la lengua deja marca?

Si no hay complicaciones ni infecciones, el piercing debería cerrarse sin dejar golpes ni cicatrices.

Siempre que mantengas el piercing con regularidad durante el proceso de curación, debería estar completamente bien. El nuevo tejido será cicatrizado, pero rara vez se notará.

Esto sólo se aplica a los piercings de lengua estándar perforados con un calibre 14. Cualquier cosa de mayor diámetro, como un calibre 8, es más probable que cause cicatrices.

Si te has colocado joyas de gran calibre que estiran el músculo, es posible que te quede un agujero permanente.

Lo más probable es que se reduzca de tamaño con el tiempo, pero puede que nunca se cierre. Esto, por supuesto, también depende del tiempo que lo hayas tenido.

Resumen

Los agujeros de los piercings en la lengua tienen fama de cerrarse de la noche a la mañana.

Lo más importante es recordar que no es aconsejable quitarse el piercing durante las primeras fases del proceso de curación.

Si quieres quitarte o sustituir la joya, acude a tu perforador para que te ayude. No sólo te aconsejarán si estás preparado para un reemplazo, sino que también pueden ayudarte a quitarlo de forma segura.

El cuerpo de cada persona es diferente y se cura a un ritmo distinto. Puede que tu amigo te diga que su agujero no se cerró durante semanas, pero puede que su cuerpo se cure más rápidamente.

Lo más importante es que escuches a tu cuerpo y controles la situación. La lengua es un músculo, a diferencia del cartílago de la oreja o la carne del ombligo.

Reacciona y se cura de manera muy diferente y a menudo, de forma más complicada.

Artículos relacionados